Agustin Villena
Pedro Fuentes
Philippe Camacho

 

 Track: Experience Reports
 Language: español
 Format: Experience Report
 Time: TBD
 Duration: 45′

 

El 27 de febrero de 2010 Chile fue sacudido por uno de los terremotos más grandes registrados. Al día siguiente a través de redes sociales se generó una convocatoria a los tecnólogos del país para aportar su ayuda en esta crisis.

Se enfrentaron diversos desafíos:

+ Durante la primera semana llegaron al lugar de convocatoria más de 100 voluntarios (entre los que se encontraban desarrolladores de software, desarrolladores web, diseñadores y comunicadores sociales) con quienes hubo que alinear objetivos y coordinar esfuerzos. y quienes en su mayoría no se conocían. La tendencia inicial fue a reunirse según profesión, lo que dio origen a los clásicos problemas de comunicación de un ciclo waterfall. Además hubo mucha rotación de personas, con el consecuente problema de gestión del conocimiento.

+ La coyuntura del pronto cambio de gobierno tensó al equipo, dado que llegaron señales de que debíamos alinearnos con una y otra posición, lo que exigió que contínuamente el equipo debía reunirse para adoptar decisiones estratégicas, con la consuecuente pérdida de foco.

+ Debido a la poca información disponible se hacía muy difícil priorizar hacia donde destinar los esfuerzos.

+ Se programó un gran evento para reunir fondos para el sábado posterior (Teletón), y nuestro portal fue escogido como el oficial para este evento de cobertura naciona, lo que fijó un deadline para la salida definitiva en producción del portal.

En esta exposición se presentará como se aplicó coaching ágil para organizar un esfuerzo de esta envergadura, logrando como meta el enfocar rápidamente al equipo en las metas más prioritarias, establecer equipos multidisplinarios de trabajo (células de trabajo) orientadas a productos específicos, tales como un buscador de personas en Google y Twitter, o un sistema de geolocación de incidentes, todos ellos coordinados según la arquitectura de organización ágil “Holocracia”, lo que nos permitió un modelo simple y efectivo de coordinar esfuerzos y criterios. No está de más indicar que un porcentaje relevante de los voluntarios son parte de la comunidad ChileÁgil, por lo cual se contamos con una base de personas adeptas a la agilidad que ayudó a contagiar al resto de la organización con nuestra filosofía.

Finalmente mostraremos las lecciones aprendidas en esta experiencia, en especial considerando que Chile es un país con poca tradición en proyectos de esta naturaleza y donde la agilidad está recién tomando fuerza, y donde este proyecto se ha transformado en un hito en el nacimiento de la solidaridad digital en Chile.